Reality-bites

Un buen amigo me escribe para contarme acaban de perder el (tercer) hijo que esperaba (embarazo de 26 semanas) después de muchos días de hospital, lucha, esperanza y angustia, por culpa de una infección.

Tengo que aguantar las lágrimas porque estoy en el trabajo. Pienso en ellos y pienso en mi niña: siento pena por ellos y miedo de que me pueda suceder algo parecido.

A veces la realidad es terrible. Bendito sea el aburrimiento.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: