Junto a una cuna

Llevo varios días rondándole a un post sobre "un padre" que llega a casa y su bebé ya está en la cuna. Se acerca despacio para dale un vistazo, creyendo que ya duerme, antes de ponerse cómodo y cenar. El bebé aún está despierto y le recibe con una sonrisa de boca y ojos, abierta y silenciosa. El padre observa, le acaricia el rostro y se emborracha de su alegría, sincera, pura, absoluta… y sin decirle nada le acaricia los mofletes y la barbilla con la punta del índice… sin decir nada… devolviendo la sonrisa

Después piensa cómo puede contarlo y compartir ese momento, cristalizarlo en verbo… y no sabe cómo hacerlo.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: