Imaginaciones mías

A veces se me meten cosas en la cabeza y creo que son verdad… por culpa de una frase bonita que acabo construyendo para el caso caigo en un estado de encandilamiento (o quizá sea en orden inverno, primero me encandilo y luego construyo la frase, o quizá sea un proceso que se realimenta siendo unas veces la gallina y otras el huevo o… ya no sé) … y “me empecino tanto en el error” que “desconvencerme” me cuesta .

Lo peor de todo, siempre, es el tiempo perdido.  Por ahí va aumentando el miedo a equivocarse, que de lo mío estoy gastando y cada vez me queda menos.

A lo que iba. Hace años te escribí “Una mujer múltiple para un ojo facetado”. Y en ese pensamiento me recreé durante varios años y sirvió para justificarlos (a pesar de que…), creyendo que tú eras…

Las facetas resultaron ser, finalmente, unas legañas que me enturbiaban la visión. Y ni tú eras la que imaginaba, ni yo era el que imaginé que imaginaba.

De la pérdida de aquellas certezas  aún me ando recuperando.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: