El destino de la Moleskine

Mi Moleskine ha muerto…

Dos trayectos de avión, y un bolsillo mal cerrado en mi bolsa de viaje han provocado que no llegase conmigo a su destino, cumpliendo así uno propio y merecido.

La imagino dentro de un pequeño charco algo aceitoso en la terminal de equipajes del aeropuerto; sorbiendo el agua y amarronándose hasta que un operario de chaleco reflectante se molesta en recogerla y tras darla por inservible la arroja al contenedor más próximo.

Digno final para su (escaso) contenido.

Pero me voy a comprar otra. Porque sí. No me vale Miquelrius. Noooooooo, nonono nooooooooooo.

Otra más para el historial de derramas (dónde estará aquella puta carpeta de folios mecanografiados)

Technorati Tags: , ,

Powered by ScribeFire.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: