Verdad y compromiso

La guerra es la negación del otro. Implica desproveerlo de su humanidad, de sus motivaciones, deseos y pulsiones, y decidir que debe morir. Un proceso en el cual la mayoría de los periodistas suelen quedar cautivos, ya que cualquier intento de abogar por la conciliación, por el diálogo, por desvelar las verdaderas intenciones del poder (casi siempre el negocio de las armas y la lucha por los recursos naturales), es interpretado, en los momentos de efervescencia patriótica y belicista, como un ultraje, como una traición.

Más aquí

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: