Pekín 2008: olimpiadas de qué

El periodista chino Shi Tao envió un mensaje de correo electrónico en el que resumía el contenido de un comunicado del Departamento Central de Propaganda chino transmitido oralmente al equipo editorial del periódico en el que trabajaba Shi, básicamente instrucciones sobre cómo se debían tratar las informaciones sobre el aniversario de la represión de Tian’anmen.

El correo fue enviado a través de su cuenta de Yahoo al director de un sitio web chino en pro de la democracia alojado en Estados Unidos.

Sobre la base de este mensaje, y de la información facilitada por Yahoo, las autoridades chinas acusaron a Shi Tao de “facilitar de forma ilícita secretos de Estado a entidades extranjeras” y fue condenado a 10 años de prisión.

Según informes, Shi Tao, que actualmente se encuentra encarcelado en la prisión de Chishan, realiza trabajos forzados en condiciones muy duras.

Las autoridades han hostigado a su familia. El Departamento de Seguridad Pública interrogó diariamente a su esposa, y la unidad en la que ella trabajaba la presionó insistentemente para que se divorciara de él, y finalmente se divorció.

El tío y el hermano de Shi Tao también han estado bajo vigilancia y han sido
hostigados tanto en el trabajo como sus hogares, y, según informes, la madre de Shi Tao está siendo estrechamente vigilada y hostigada mientras solicita la liberación de su hijo.

Extracto de un informe de Amnistia Internacional “Mordaza a la Libertad de Expresión en China”

Dejando aparte la opinión que nos merece a todos la actuación de Yahoo, rebajándose al nivel de chivato del aparato represor del Estado Chino, ¿en qué estaban pensando los señores del COI cuando optaron por Pekín para las Olimpiadas del 2008?.

Se me ocurren un montón de comentarios, quizá fáciles y demagógicos, sobre lo bien que les debieron tratar a los señores del COI cuando fueron a Pekín… los mejores hoteles, buena comida, trato exquisito… me imagino un grupo de sesentones constantemente agasajados durante su visita a la candidatura, que vuelven a casa pensando “qué majos que son estos chinos”.

Pero no quiero ir por ahí, porque creo que la realidad siempre es más compleja (o quizá no). Simplemente transmito mi incredulidad ante el hecho de que, simplemente, no hayan tenido en cuenta que China es un régimen autoritario, que viola sistemáticamente los derechos humanos de sus ciudadanos y que ejecuta más de 1.000 penas de muerte al año.

¿No había otros candidatos para elegir? ¿De verdad que no? ¿No se le podía haber dicho a las autoridades chinas “mientras estas cosas sucedan, NO? ¿Cuántas personas se reunieron en cuántas reuniones en las que decidieron pasar por alto las violaciones de derechos humanos?

“Senecio pero mira que eres tonto: las Olimpiadas son un gran negocio hombre y no lo vamos a estropear por cuatro tonterías. China es una gran potencia a la que conviene tener contenta. Piensa en los derechos de televisión, el espectáculo de las medallitas, unos centenares de seres atléticos realizando proezas físicas contemplados por unos millones de seres pícnicos tumbados en sus sofás. Ni un gobierno ni un deportista ha dicho nada sobre el tema. ¿No ves que estas cosas no interesan a nadie?”

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: